Hacer magia es un arte

Hacer magia es un arte escénico reconocido junto al teatro, la danza, la pantomima, la ópera, y para comprobarlo busca un mago para empresas. Cumple desde la elemental condición de desarrollarse en un espacio escénico frente a una audiencia en vivo, hasta la combinación más compleja de habilidades performáticas (actuación y también danza), efectos especiales de muy diversas clase, concepciones complejas de puesta en escena, habilidades luminotécnicas y musicales (en vivo o grabadas).

Fue el famoso mago francés Jean Eugène Robert-Houdin (1805-1871), considerado padre de la magia moderna, quien la consolidó en los grandes escenarios teatrales, legitimándola junto a las entonces excelsas prácticas de la ópera, el ballet, los conciertos sinfónicos y el teatro. Pues antes solo se ejecutaba como espectáculo barato de ferias populares, que a la larga constituían un mero complemento de estos espacios de intercambio comercial.

Las escenas europeas conocieron de números clásicos como la Suspensión Etérea, donde Robert-Houdin empleaba el éter, entonces una gran novedad entre los públicos, para ejecutar esta variante de levitación, donde se insuflaba a personas con este para hacerlos más ligeros que el aire, propiedad que se le achacaba entonces a esta substancia. El cajón de peso variable fue otro de sus grandes números.