Tu familia merece un momento especial con la magia del arte

Tu familia merece un momento  especial con la magia del arte, pues mientras se come en los mejores restaurantes en Paseo de Gracia también se puede disfrutar del buen arte, más concretamente de la pintura.

La relación entre cocina y pintura, se remonta los famosos bodegones, estas representaciones de comida, algunas veces en putrefacción, convirtiéndose en naturaleza muerta, buscaban representar lo efímero que es la vida.

Pero otros artistas intentaron captar el placer de una buena comida así tenemos el cuadro El almuerzo de los remeros de Renoir  o  El triunfo de Baco del pintor español Velázquez. El pintor impresionista Édouard Manet realizó Almuerzo sobre la hierba, que en la época, causó mucha controversia al mostrar un desnudo femenino, mientras los personajes masculinos permanecían completamente vestidos.

En la obra de Vincent Van Gogh es quizá una de sus más importantes obras Los comedores de patatas, en esta el artista muestra de forma sutil la vida por la que atraviesa la gente que planta y sustrae la comida.

Desde el siglo XX, los artistas han generado un cambio en su relación con la comida, esta dejó de ser representada y comenzó a ser utilizada para ser arte en sí.