El arte de saber vender

El arte de saber vender es una habilidad que no se aprende completamente en la escuela de ventas pero que sin duda alguna se perfila.

 

Vender es una habilidad de observación ya sea de los patrones de compra, de los clientes, y también de los otros vendedores y de los negocios similares,

 

Así se puede poner en práctica el benchmarking. Esta técnica implica aprender de lo que está haciendo el otro y entonces adaptar sus propias prácticas según lo aprendido, realizando los cambios necesarios, no se trata solamente de copiar una buena práctica, sino que debe de efectuarse una adaptación a las circunstancias y características propias.

 

El benchmarking, es el proceso por el cual se obtiene información útil que ayuda a una organización a mejorar sus procesos. Su objetivo es conseguir la máxima eficacia en el ejercicio de aprender de los mejores, ayudando a la empresa a moverse desde donde está hacia dónde quiere llegar.

 

La utilización del benchmarking se ha circunscrito tradicionalmente en las organizaciones empresariales, pero actualmente se ha extendido a diferentes ámbitos, con las consiguientes modificaciones de su puesta en práctica. Éste es el caso de su utilización por administraciones públicas (benchmarking público) y agencias gubernamentales para mejorar sus procesos y sistemas de gestión.